Hace unos días te presentamos las cinco salsas madre que son la salsa béchamel, la salsa velouté, la española, la salsa de tomate y la holandesa. Cada una es perfecta para cierto tipo de platillo y por lo general son salsa que puedes hacer en casa de manera sencilla.

Hoy te propongo la receta básica de la salsa de tomate también conocida como salsa pomodoro. Es una de las salsa indispensables para comer las pastas. Así mismo es muy atractiva para ser usada en una botana a la hora del aperitivo.

Ingredientes
Para 2 personas
Jitomate 4
Cebolla blanca 1
Zanahoria 1
Apio rama 1
Aceite de oliva 30 ml
Albahaca dulce seca 15 g
Sal al gusto
Pimienta negra molida al gusto
Cómo hacer salsa de tomate
Dificultad: Fácil
Tiempo total 30 m
Elaboración 10 m
Cocción 20 m
Vamos a picar finamente la cebolla, el apio, la zanahoria y el diente de ajo. Calentamos el aceite de oliva en una olla en la que ponemos a sofreír primero el ajo y la cebolla por un par de minutos. Enseguida agregamos el apio y la zanahoria. Revolvemos, sazonamos con sal, pimienta y albahaca. Tapamos la olla y dejamos unos cinco minutos a fuego medio.

Picamos los jitomates finamente para añadirlos a todo lo anterior. Ajustamos en sazón, tapamos la olla y dejamos unos 15 a 20 minutos en la lumbre. Servimos cuando la salsa esté un poco espesa según cómo lo deseamos.

Con qué acompañar la salsa de tomate
La mejor manera de servir esta salsa de tomate es, por supuesto, con unas pastas naturales. Así mismo, si la haces un poco espesa, la puedes servir sobre pan tostado como una botana. Una copa de vio tinto acompañará muy bien esta salsa con mucho sabor.