¿Alguna vez te has preguntado si estás cuidando correctamente tu ropa? Sé que parece obvio, pero la mayoría de las personas no lee las etiquetas e instrucciones de lavado, por lo que suele cometer muchos errores que repercuten dañando las telas y reduciendo la vida útil de cada prenda.

Para evitar este tipo de problemas, me acerqué con el equipo Style Team de GoTrendier, quienes me compartieron cinco errores más comunes en el cuidado de la ropa y cómo corregirlos:

No clasificar la ropa
En ocasiones las prisas hacen que pongamos todas las prendas en la lavadora sin fijarnos en su composición, color o en si se deben lavar en agua fría o toleran las altas temperaturas. Sin embargo, hacer esto representa un grave error, ya que de esta manera lo único que conseguimos es reducir la vida útil de nuestra ropa.

No tienes que hacer mil clasificaciones, solo tienes que separar las cargas por colores o tonalidades y considerar los ciclos, recuerda que las telas como encajes, satín o bordados requieren de mayor delicadeza.

No voltear la ropa antes de echarla a la lavadora
Otro error común es olvidar voltear las prendas como jeans o playeras con estampados. Recuerda que al voltearlas estarás cuidando los colores y los estampados permanecerán por más tiempo.

No considerar la temperatura
Aunque no existe una regla general, por lo regular la ropa oscura debe lavarse a temperaturas más bajas para evitar que se destiña. No obstante, cada prenda es diferente, de acuerdo a su tela y composición, por ello te recomendamos revisar las etiquetas.

Y si, no sabes cómo leer la etiqueta de tu ropa, a continuación, te mostramos una guía muy básica para que conozcas qué significa cada símbolo:

Colgar prendas de punto
Una vez lavada la ropa, evita colgar las prendas de punto en ganchos, ya que esto solo propiciará que se deformen los tejidos y se rompan los bordados. Considera doblar y guardar en tus cajones u organizadores.

No guardar correctamente la ropa de vinipiel
Existen ciertas telas como la vinipiel o polipiel que necesitan un cuidado especial, ya que en caso de no dárselo se pueden romper y deformar. Por ello, te recomendamos que después de usar estas telas las guardes en una bolsa de ropa y evites doblarlas.

Con estos sencillos consejos seguro lograrás extender la vida de tu ropa y lucir prendas siempre brillantes y cuidadas.