La incidencia del cáncer de intestino en la población mundial ha sido motivo de preocupación entre los especialistas del área. De hecho, estudio publicado en forma reciente por la Universidad de Umea (Suecia), demuestra un nuevo desencadenante que podría llevar a aumentar las cifras relacionadas a esta grave patología.

Para determinar qué factores pueden provocar mayores riesgos de padecer cáncer de intestino, los investigadores pusieron el foco en el uso de los antibióticos. El resultado, en este sentido, fue revelador y confirmó las sospechas de la comunidad científica a cerca de la limitación existente en cuanto a la indicación de antibióticos para todas las infecciones.

“Se cree que el impacto de los antibióticos en el microbioma intestinal está detrás del mayor riesgo de cáncer”, expresa el informe científico y aclara que se ha confirmado que el hecho de tomar antibióticos aumenta el riesgo de cáncer intestinal después de cinco e incluso diez años. Sophia Harlid, investigadora dedicada a dilucidar este dilema detalla incluso que “Los resultados subrayan el hecho de que hay muchas razones para ser restrictivo con los antibióticos”.

Ocurre que, si bien en muchos casos la terapia con antibióticos es necesaria y salva vidas, en el caso de enfermedades menos graves que se puede esperar que se curen de todos modos, se debe tener precaución, explica la especialista para dar cuenta de la importancia de evitar medicar a las personas sin un estudio profundo que indique que realmente se está frente a la necesidad de tomarlos. En la investigación también se señala que tanto los varones como las mujeres que tomaron antibióticos durante más de seis meses, tenían un riesgo 17 por ciento mayor de desarrollar cáncer en el colon ascendente.

Los datos también revelaron que son tan solo un ciclo de tratamiento con antibióticos el riesgo de cáncer de intestino es leve pero que también existe. Al menos 40 mil pacientes del Registro Sueco de Cáncer Colorrectal participaron de este estudio, entre los años 2010 y 2016. Vale aclarar que los pacientes se compararon con un grupo de control emparejado de 200.000 individuos sin cáncer extraídos de la población sueca en general. El informe sobre los antibióticos y su incidencia en el cáncer de colon se centró en las pastillas que son administradas por vía oral, pero existe un acuerdo acerca de que los antibióticos utilizados por vía intravenosa también pueden afectar la microbiota intestinal.