La anorexia en hombres ha sido, hasta hace poco tiempo, un trastorno ignorado. La mayoría de las personas adjudican este problema alimenticio al sexo femenino, pero lo cierto es que puede afectar a ambos.

La prevalencia de la patología ha aumentado en los últimos años. Se estima que uno de cada 2 000 hombres en países como Reino Unido y España la padecen.

El hecho de ignorar que los varones pueden sufrir este trastorno también, hace que muchos casos ni siquiera sean diagnosticados. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la anorexia en hombres y cómo detectarla.

¿Cuál es la importancia de la anorexia en hombres?

Durante décadas ha existido la tendencia a creer que la anorexia, al igual que el resto de los trastornos alimenticios, como la bulimia, solo existían en mujeres. De hecho, se asociaban a un patrón típico de persona femenina, por ejemplo, a adolescentes con una autoestima baja.

Los nuevos perfiles psicológicos han contribuido a quitar este prejuicio. La anorexia en hombres existe y, por desgracia, su incidencia aumenta. Es cierto que las nuevas capacidades de diagnóstico mejoran la detección, pero de todos modos, se supone que seguirá incrementándose.

A lo largo de la historia, la mujer ha estado sometida a la presión de tener que ser atractiva en un sentido físico. Los cánones de belleza iban cambiando según la época y, en el último siglo, ha predominado la idea de que la delgadez es sinónimo de éxito.

No obstante, el mundo actual también aplica esta presión sobre los hombres. Existen muchas razones por las que podemos entender que la anorexia en varones haya aumentado. Por ejemplo, las redes sociales y las revistas en las que se veneran ciertos tipos de cuerpos que son considerados perfectos.

El problema de fondo es que, en un pensamiento general y colectivo, el hombre sigue teniendo que cumplir con el rol de fortaleza, decisión y virilidad. Esto hace que se siga creyendo que los varones no son vulnerables a este tipo de trastornos cuando, en realidad, es todo lo contrario.

¿Cómo identificar la anorexia en hombres?

La anorexia en hombres, al igual que en las mujeres, se caracteriza por un peso muy bajo y un temor intenso a que este aumente. Además, suele haber una imagen corporal propia distorsionada. Es decir, son personas muy delgadas que se ven gordas y, además, tienen miedo a engordar.

Esto les lleva a tener ciertas conductas características que les impiden coger peso. Poco a poco, reducen la cantidad de comida hasta mínimos que no son nada saludables. Incluso, pueden estar sin alimentarse durante días.

La anorexia en hombres también puede manifestarse en la realización excesiva de ejercicio físico, buscando quemar las calorías ingeridas. Del mismo modo, es frecuente que cuenten las calorías de todos los alimentos y que se pesen a repetición, varias veces en la misma jornada.

En otros casos, para evitar subir de peso, estas personas se provocan el vómito después de las comidas o utilizan laxantes y enemas para defecar. La práctica de ocultarse para comer también es otro signo clásico que se combina con el hecho de tirar el alimento que se les ofrece para evitar consumirlo.

¿Qué consecuencias tiene el trastorno?

La anorexia en hombres y en mujeres no solo conlleva una pérdida de peso. Las consecuencias de este trastorno son muy graves en el mediano y largo plazo, con el desenlace fatal como cumbre.

El hecho de reducir la alimentación progresivamente hace que se instaure un estado de desnutrición. El hombre anoréxico se identifica de forma visual porque tienen una apariencia delgada, suele esta cansado siempre e incluso sufre desmayos y caídas que provienen de su debilidad muscular.

Es muy común que estas personas padezcan anemia, presión arterial baja y piel reseca. Al tener un porcentaje de grasa corporal muy bajo, tienen una mayor sensibilidad al frío. En algunos casos, el vello del cuerpo se vuelve fino y el cabello quebradizo y débil.

Además, sufren insomnio, irritabilidad y trastornos anímicos. El impacto de este trastorno se manifiesta en todos los ámbitos de la vida. En especial, las relaciones sociales se afectan, ya que los hombres anoréxicos no aceptan consejos ni críticas de los demás que les hacen notar su delgadez o su mal estado físico.