Si eres inversionista o tienes un trabajo de oficina, es muy seguro que gran parte de tu día lo pases sentado frente a tu escritorio. Por esta razón, el blog de Elementa te quiere compartir esta lista con 7 objetos que no pueden hacer falta en tu escritorio, dejando de lado lo evidente, como computadora y organizador de papeles.

Nunca sabes cuándo ocuparás estas cosas, mejor prepárate y haz que tu escritorio sea el lugar perfecto de trabajo.

Snack saludable
El cuerpo necesita alimento para seguir funcionando, siempre ten a la mano un pequeño snack, pero que sea saludable. Puedes optar por pequeñas bolsas con almendras, cacahuates, nueces, tu cereal preferido, o hasta pequeños botecitos de yogur. De esta manera tu estómago no te impondrá concentrarte en tu trabajo, y tampoco comerás basura.

Botella con agua
No dejes que tu cerebro se deshidrate con tantas cosas con las que tienes que pensar y tampoco pierdas tiempo yendo a tomar agua cada vez que tengas sed. Por ello, nunca olvides tu botella de agua personal. Tener tu botella de agua cerca también será bueno para recordarte que tienes que tomar agua durante el día.

Powerbank
Tener un powerbank, o batería externa, es casi una obligación para aquellos que hacen uso rudo de teléfonos a causa de trabajo, sobre todo si estás mucho tiempo fuera de casa. De esta manera tu teléfono nunca se descargará a mitad de una importantísima conversación.

Libreta o post-it
Es importante anotar tus pensamientos, pues en ocasiones le confiamos muchas cosas a nuestra memoria que probablemente ya no recuerdes ahora mismo… Mejor siempre ten a la mano una libreta o post-it para recordatorios, ideas o pensamientos en general.

Un sweater
En ocasiones las oficinas pueden estar un poco más frías de lo que nos gustaría. El frío también nos podría sorprender, sobre todo en estas temporada en la que estamos mudando de invierno a primavera.

Productos de higiene personal
Nunca sabes cuándo se puede extender el trabajo y tendrás que quedarte más de la cuenta en la oficina. Mejor siempre ten escondidos en un cajón productos de limpieza, como: desinfectante de manos, pañuelos, desodorante, pasta y cepillo dental, perfume y peine.

Portalápiz
Aunque no tengas muchas plumas y lápices en tu escritorio, un portalápiz es importante por la seguridad de tus documentos. Nunca sabes cuando alguno de tus bolígrafos podría derramarse manchando un documento importante. Además, el desorden no le resulta atractivo a nadie.

BONUS: Una planta
Aunque no tenga una función real para tu trabajo, tener algo vivo y verde en tu escritorio te vendría de maravilla, pues la cantidad de beneficios que tienen para tu salud mental son muchos, tales como hacer que tu lugar de trabajo sea más feliz, menos oscuro y deprimente. También se ha comprobado que las plantas tienen un efecto positivo en la creatividad y productividad de las personas que las poseen.