Existen muchos alimentos antiestrés cuyas propiedades te brindan energía y optimismo tras su ingesta, permitiéndonos aliviar este mal; sin embargo, no todos son tan efectivos o benéficos a tu salud por alto aporte de calorías o azúcares.

Por ello, te presentamos algunos de los más eficaces y saludables para que los incluyas en tu dieta, para prevenir y combatir el estrés

Plátano: Se trata de uno de los alimentos más útiles para nuestro sistema nervioso, al ser rico en vitaminas del grupo B, A y C. También contiene minerales (principalmente calcio, potasio, magnesio y hierro), y se caracteriza por ser una fruta sumamente fácil de digerir, debido a que los hidratos de carbono que posee son de asimilación lenta.

Frutos secos: En lo que se refiere a los propios alimentos antiestrés en sí mismos, los más potentes pueden ser la almendras y las pasas, ambas ricas en vitaminas del compleo B).

Germen de trigo: Es un alimento útil para compensar las reservas de vitamina B, además de ser rico en fósforo y vitamina E. Debido a su contenido en potasio, magnesio y cobre, es beneficioso para el sistema nervioso.

Semillas de girasol: Aunque sean pequeñas en tamaño, son muy ricas en vitaminas del grupo B y E. Cuidan tanto la salud del sistema nervioso como el corazón.

Leche y derivados: La leche contiene calcio, bueno para el sistema nervioso, mientras que su temperatura ayuda a relajar el área estomacal. de sus proteínas se obtiene triptófano precursor de serotonina, sino también, por su riqueza en minerales que contribuyen al funcionamiento del sistema neuromuscular.

Té: Sus diferentes variedades tienen efectos relajantes. Se asocia su consumo a un momento de tranquilidad, por lo cual es muy efectivo. El té de tila, melisa y albahaca, son verdaderos desestresantes naturales.

Recuerda que para un efecto más certero, debes sentarte con tranquilidad y comer despacio cada uno de los alimentos que escojas para potenciar sus efectos antiestrés. Además de darte algunos minutos de manera periódica para descansar, respirar y activarte físicamente.