No pierdas tu dinero evitando esta clase de acciones

 

El mercado financiero está lleno de oportunidades en forma de acciones que puedes comprar para generar dividendos o vender cuando haya aumentado su valor en el futuro.

 

Sin embargo, donde hay oportunidades de triunfar, hay opciones de fracasar. Y la diferencia entre los mejores inversionistas en el mundo es su capacidad de saber cuáles son las acciones que deben evitar.

 

Por lo tanto, si estás pensando en comenzar a invertir en las acciones de tu compañía preferida, entonces presta atención a los 5 tipos que deberías evitar en la medida de lo posible.

 

Compañías con poca liquidez

 

¿Te imaginas estar en una situación en la que necesitas tu dinero y no tener acceso a él? Pues esto es lo que podría ocurrir con las compañías que tienen una liquidez pequeña.

 

Para poder recibir tu dinero de vuelta, es necesario que alguien esté interesado en comprar tus acciones, y esto puede ser muy difícil en esta clase de compañía.

 

Además, debe haber razones por las que una compañía tiene poca liquidez: ¿hay algo malo con respecto a ella? ¡Presta atención a todas estas pistas antes de comprar una acción!

 

Sin embargo, esta clase de acción no tiene por qué ser tan mala en muchos casos, lo cual no podemos decir de las demás que te vamos a presentar en este artículo.

 

Acciones que siguen cayendo

 

“Compra cuando bajen y vende cuando suban”. ¿Has escuchado este dicho sobre el valor de las acciones? Por lo general, es uno de los primeros que los inversionistas escuchan.

 

Y la razón es que, por lo general, es un excelente consejo. Básicamente, no gastarás mucho dinero para adquirir una acción y obtendrás grandes ganancias cuando las vendas más adelante.

 

Sin embargo, hay que tener cuidado cómo comprar acciones que están cayendo, pues no hay nada que garantice que dicha caída se detendrá.

 

Esta es la razón por la que debes investigar cuáles son las razones por las que el valor de una acción está bajando para que puedas evitar aquellas que seguirán cayendo.

 

Empresas con deudas enormes

 

Las deudas son algo que preocupa a todo el mundo, y esto incluye a las empresas, las cuales suelen optar por endeudarse por diferentes razones que apuntan a mejorar sus beneficios en el futuro.

 

Por ejemplo, hay compañías que se endeudan para crear un producto que, si tiene éxito, podría traducirse en grandes ganancias. De hecho, la mayoría de las empresas nacen con una deuda.

 

Sin embargo, las empresas cuyas acciones deberías evitar son aquellas que no solo no pueden pagar sus deudas, sino que siguen endeudándose para mantenerse a flote.

 

Las probabilidades de que una compañía así se recupere son pequeñas, y de las que generen los beneficios necesarios para que ganes dinero con tu inversión lo son aún más.

 

Grupos con poca información

 

La confianza es lo más importante en el mundo de las finanzas, por lo que si hay una clase de acción que deberías evitar es la de una empresa que no ofrece mucha información.

 

Esto puede ser de diferentes niveles:

 

  • Aquellas que esconden su dirección y contacto (alerta roja).
  • Aquellas que no comparten sus resultados abiertamente.

 

Hay dos razones principales por las que una empresa no comparte estos datos: la primera es que los resultados no son buenos y no quieren perder la confianza de sus inversionistas.

 

Y la segunda es todavía peor: están relacionados con alguna actividad ilegal o criminal. Por lo tanto, debes evitar comprar acciones de esta clase de empresas a toda costa.

 

Compañías que no entiendas

 

Por último, debemos señalar a aquellas compañías cuyos productos no entiendas. Estas podrían ser exitosas, pero nunca se recomienda invertir en algo de lo que no tengas conocimientos.

 

La razón es muy sencilla, al final del día, la acción de una compañía depende de su capacidad de generar ganancias, por lo que necesitas entender si el producto que ofrecen tiene la capacidad de atraer a los clientes.

 

Dicho esto, si ves una acción muy atractiva en el mercado, nada te impide investigar acerca de su compañía para obtener los conocimientos necesarios para invertir en ella en el futuro.

 

El resto de las acciones que hemos mencionado aquí sí deberían ser evitadas en todo momento, ya que, por lo general, las probabilidades de obtener beneficios con ellas son muy bajas.

 

¡Haz toda tu tarea antes de invertir en las acciones y descubre cuáles son las mejores oportunidades que te esperan en el mercado financiero!