1. Mascarilla de arcilla verde con infusión de bardana

bardana mascarillas detox
 Simplemente pon en un bol (evitar el metal) un par de cucharitas de arcilla verde, y añade un poquito de infusión de bardana hasta conseguir una buena textura para poder aplicar. Ambos ingredientes hacen una muy buena sinergia para pieles grasas y con tendencia a los granitos, la bardana es una gran depurativa de la piel, la limpia desde el interior (una infusión al día es una maravilla para pieles problemáticas).

En el caso de pieles secas, podemos sustituir la infusión de bardana por un poquito de leche o un aceite vegetal (en nuestra tienda puedes encontrar un montón de alternativas para todo tipo de pieles) y en lugar de arcilla verde, optar por la rosa o la blanca. Y si nuestro problema son las rojeces y nuestra piel es sensible, la haremos también con una de las anteriores arcillas e infusión de caléndula que ayudará a calmar y desinflamar.

2. Mascarilla marina de clorofila

Otra mascarilla que nos encanta, en este caso vamos a ayudarnos del poder desintoxicante de las algas, espirulina o chlorella (si! las mismas que se toman, si en vez de en polvo la tenemos en cápsula simplemente la abrimos, si se trata de comprimidos podemos machacar un par de ellos en un mortero, y si la tenemos en polvo estupendo, con media cucharadita bastará) junto con agua de mar.

Si vuestra piel es seca, poner unas gotas de un aceite vegetal de presión en frío como oliva, sésamo, coco, avellanas, argán… y en caso de tener la piel muy reactiva, optar por diluir el agua de mar en agua de rosasinfusión de manzanilla o de caléndula. Deja la piel suuuuper suave, iluminada y limpia.

3. Mascarilla de café, cacao puro y leche

Esta mascarilla huele…. increíble chic@s! Simplemente juntamos café molido (mejor aún si utilizamos posos de café) con cacao puro y añadimos poquito a poco leche de avena. Si tu piel es muy reactiva, añade más cantidad de cacao que de café. En cambio, si tienes una piel grasa, puedes retirarla haciendo un pequeño masaje, de esta manera los gránulos del café ejercen una acción exfoliante (un 2 en 1, toma ya!)
Una variación de esta mascarilla es utilizando kéfir en lugar de leche, gracias al ácido láctico es un excelente exfoliante de la piel sobretodo para las pieles más grasas o mixtas.

4. Mascarilla Ayurvédica de cúrcuma, harina de garbanzos, miel y leche

mascarilla detox curcuma

 La cúrcuma es uno de los ingredientes más empleados en Ayurveda, además, esta mascarilla muy utilizada por las mujeres indias variando alguno de los ingredientes pues tiene muchas versiones y consiguiendo muy buenos resultados. Es antioxidante, regenerante, protege las células epiteliales, mejora el aspecto y la textura de la piel, calma y desinflama, y ayuda a retrasar el envejecimiento prematuro.
Eso si, no te pases con la cúrcuma ya que suele teñir bastante, en cualquier caso, es una buena mascarilla para usar de noche, cuando no tengamos que salir a la calle. Mezclamos todos los ingredientes, y listo, suele funcionar bien para todo tipo de pieles. Procurad que la miel sea de buena calidad, cruda y artesanal (siempre sin pasteurizar), nuestra favorita es la Miel de Inés

5. Mascarilla de carbón vegetal, harina de avena y agua de rosas

carbon vegetal

El carbón activo tiene la capacidad de atrapar la “suciedad” contribuyendo a la eliminación de los temibles puntos negros. Es purificante, ayuda a mantener los granitos a raya y aclara la piel. Eso si, es de un color negro… pero negro negrísimo, y es demasiado fácil ponerlo todo perdido (si, os lo digo desde la experiencia jeje), por eso vamos a combinarlo con harina de avena y agua de rosas, de esta manera rebajamos un poco la intensidad.
El carbón activo se encuentra en cápsulas para tomar, simplemente la abrimos por la mitad, y en cuanto a la harina de avena, si no tenemos podemos hacerla moliendo unos cuántos copos. Si tenemos la piel muy seca, añadir leche, nata o un chorrito de aceite.