Manuel Espinoza Maurer, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (CANAINTEX), indicó que las ventas del sector han caído 70 por ciento en comparación con la semana pasada, debido a la crisis que se vive en el país por el coronavirus COVID-19.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Grupo Fórmula, el empresario indicó que la industria “ya venía lastimada”, pero con la situación actual se espera una crisis sin precedentes, pues el sector tiene un problema enorme con la caída en sus ventas.

Agregó que la industria textil enfrenta una emergencia que llevará al sector a una ‘venta cero’ y ‘flujo cero’, pues los pedidos han caído “tanto en exportación como en el mercado doméstico”.

Espinoza Maurer afirmó que se espera un inminente paro nacional, lo que “no es algo acordado, es algo que está por suceder”, pues los comerciantes no están vendiendo, además de que ha habido cierre de tiendas y se prevé que la próxima semana cerrarán gran parte de las plantas en el país.

Detalló que la industria genera medio millón de empleos, lo que representa el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero.

Explicó que pese a que no se sabe cuánto va a durar la crisis por el COVID-19, el sector hace lo que puede para seguir a flote y pagarles a sus trabajadores.

“Tenemos capacidad momentánea de enfrentar el pagarles a nuestra gente, pero se nos va a acabar el dinero (…) no es que no queramos, es que no vamos a poder”, aseveró.

Espinoza Maurer dijo que ya ha habido acercamientos con varias dependencias del gobierno federal para pedir citas y apoyos, a quienes ya entregaron su pliego petitorio.

El Gobierno de México declaró este martes su entrada a la fase 2 de contagio de la pandemia de COVID-19, y pronosticó que el brote se propagará lentamente, lo que permitirá que sea asumible para el sistema de salud.

La Fase 2 del COVID-19 se da cuando hay transmisión local del coronavirus, es decir, que ya no solo se tratan de casos importados.