Una familia llegó de Estados Unidos para pasar sus vacaciones en territorio mexicano, la asistencia a la feria de la Virgen de Santa Clara no estaba en sus planes, pero decidieron pasar un momento de diversión, que terminó en pesadilla.

Una mujer subió con su hija al juego mecánico, la colocó entre sus piernas, inició la rutina, la caída de una altura de 10 metros es el atractivo del juego, desde esa distancia salió expulsada la menor y murió.

La pequeña Sofia cayó sobre el pavimento, pese a que los equipos de emergencia llegaron al lugar, el impacto contra el pavimento fue casi mortal; de acuerdo con el reporte médico, la pequeña llegó con vida al hospital, pero murió la madrugada del pasado lunes.

Elementos de Protección Civil estatal encontraron varias anomalías, el juego no contaba con permiso para operar en la localidad de Santa Ana y tampoco hubo supervisión por parte de las autoridades; además de que una de los requerimientos para subir al “Twister” es de tener de 10 años en adelante.

Personal de la Fiscalía de Michoacán inició la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades.