El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) funciona sin las piezas completas y con deficiencias para tener los sistemas estatales en la materia, señaló Jacqueline Peschard, presidenta del Comité de Participación Ciudadana (CPC) de éste.

 

Ante el retraso del Senado en el nombramiento del fiscal anticorrupción y de los magistrados especializados, dijo que si bien éstas son piezas clave, su ausencia no frena el funcionamiento del SNA.

 

“Está funcionando sin las piezas completas. Sí funciona, sí se puede activar la Ley de Responsabilidades que ya está vigente, pero le faltan sus piezas especializadas en el tema”, explicó Peschard, en una entrevista con 24 HORAS.

 

Asimismo, calificó como preocupante que buena parte de las reformas que hicieron los Congresos locales para crear los sistemas estatales anticorrupción, no cumplan con los principios previstos por la Constitución y la ley del Sistema Nacional.

 

Señaló que a mediante una acción de inconstitucionalidad contra las normas locales podrían corregirse dichas deficiencias.

 

Como ejemplo, recordó que el proceso de selección de los integrantes de losComités de Participación Ciudadana de los estados se dejó en manos del gobernador o del Congreso local, y no a cargo de los ciudadanos, como establece laLey General del Sistema.

 

“Hay estados que ni siquiera tienen una reforma constitucional, tenían que haber hecho una reforma constitucional, tenían que haber hecho una ley semejante a la del Sistema Nacional Anticorrupción, adecuar sus normas y sus instituciones, como crear una Fiscalía local anticorrupción y magistrados especializados” y no lo hicieron, destacó Peschard.

 

A 15 días de haber entrado en vigor la Ley de Responsabilidades Administrativas, la titular del Comité de Participación Ciudadana dijo que el SNA no quiere ver personas en la cárcel, sino corregir las causas de la corrupción e identificar los procesos inadecuados y que conllevan a la corrupción.

 

De acuerdo con Peschard, ahora que ya está integrado, el Sistema vigilará que las piezas que lo integran se vayan coordinando para que no queden las denuncias de la Auditoría Superior de la Federación sin una adecuada atención por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).