Por segundo año consecutivo acausa de la pandemia por COVID-19, la celebración del Grito de Independencia en el Zócalo de la Ciudad de México, por parte del gobierno federal, será cerrada y no se permitirá la apertura al público.

Así lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien detalló que se están realizando los últimos ajustes, pero aclaró que “no se puede hacer una manifestación abierta” y están analizando quiénes podrían asistir.

“Estamos viendo cómo lo vamos a conmemorar y celebrar. Les aseguro que en sus casas la mayoría de los mexicanos van a poder participar, van a poder advertir todo lo que se va a hacer en el programa, todo completo”, aseveró.

¿Será sin gente? Se le cuestionó al Presidente. “Eso es lo que estamos viendo, que no podemos hacer una manifestación así, abierta, estamos viendo quiénes podrían estar”, respondió.

Sostuvo que será una ceremonia reducida, pero lo que sí se va a dejar en la plancha del Zócalo capitalino es la réplica de la pirámide del Templo Mayor.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, el mandatario sostuvo que este año también será una ceremonia muy importante, que va a emocionar a todos los mexicanos.

“Es una fecha histórica que no podemos olvidar porque es grandioso como el cura Miguel Hidalgo dio ese grito de libertad, acompañado de un principio y propósito básico: la justicia.

“Era un cura excepcional, Hidalgo es el padre, es nuestro padre de la patria, un cura rebelde revolucionario que amaba a los pobres”, dijo.

Hace un año, la celebración del Grito de Independencia que encabezó el Presidente en Palacio Nacional fue cerrada. Ese 2020, se vio una plancha del Zócalo vacía, adornada con un mapa de México elaborado con luces, así como todo un espectáculo de fuegos artificiales y una transmisión en vivo con música durante toda la tarde.

GESTA HEROICA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la ceremonia por el 174 aniversario de la Gesta Heroica de los Niños Héroes de Chapultepec.

“Hoy recordamos, en este majestuoso lugar, que el 13 de septiembre de 1847 se suscitó un hecho de armas sin precedentes en el que alumnos del Colegio Militar escribieron una de las páginas más gloriosas de su historia.

“Es por ello que este día refrendamos nuestra lealtad y compromiso empeñando nuestra voluntad y trabajo, para responder con certeza al llamado de la patria, tenga la seguridad que entendemos la historia que nos precede, el presente que vivimos y el futuro que nos depara”, aseguró el cadete Mauricio Durán, en su discurso.

El titular del Ejecutivo realizó la entrega de espadines a seis cadetes del segundo año, del Heroico Colegio Militar.

Óscar Monroy, Victoria Torres Sánchez, Daniel Carmona Durán, Judith Lorenzana Arreola, José Rafael Oropeza y Sandra Michel González Galeana fueron reconocidos.

Después, una compañía de integrantes del Heroico Colegio Militar realizó una salva de fusilería para honrar la memoria de los héroes.