Frente a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, indígenas tarahumaras se asentaron en varios centros comerciales de la ciudad de Chihuahua, para intercambiar wares y artesanía diversa por comida.

Los wares son canastos tradicionales tejidos con hojas de pino de la sierra tarahumara.

Integrantes del Centro de Desarrollo Alternativo Indígena A. C. indicaron que dentro de esta agrupación hay 850 familias artesanas, que tienen como actividad económica principal la artesanía, entre ellos los wares.

La crisis económica por el coronavirus, redujo casi al 100 por ciento la venta de artesanías en la ciudad, por lo que los rarámuris decidieron instalar puestos de intercambio de wares por comida, en un acuerdo con varios centros comerciales citadinos.

No es la primera vez que los indígenas asentados en la ciudad de Chihuahua realizan esta actividad, lo cual hacen cada vez que la crisis afecta sus ingresos.