“Nuestra preocupación principal es que en términos económicos, quienes tienen mayor vulnerabilidad son las personas pobres, las que no tienen acceso a las distintas riquezas”.

Explicó que los que “viven día a día de sus salarios, de sus pequeñas actividades comerciales, son las personas que hay que tener siempre muy en mente”.

Señaló que aunque los medios internacionales nos presentan lo que está ocurriendo en otros países de hacer cierres masivos de todo el país, eso tiene consecuencia gravísimas en las economías de los que están menos favorecidos económicamente hablando.

“En México sabemos bien que la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, y entonces esa es la población que hay que proteger”, finalizó.