Luego de participar en la reunión del presidente de la República con los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, brindó la garantía del Gobierno federal de respaldarlos en su deseo de llegar a la verdad de lo ocurrido en septiembre de 2014, con total transparencia en las investigaciones, tal como fue la instrucción presidencial al subsecretario Alejandro Encinas, responsable de la atención directa a los familiares, subrayó.

“Yo espero que tengamos resultados en esta nueva encomienda para el licenciado Encinas y lo que está haciendo, está sumamente comprometido, además como les dijo el presidente: somos un gobierno transparente, un gobierno que queremos caminar con ellos, no somos un gobierno que les quiera poner piedras ni un gobierno que quiera obstaculizar ninguna investigación”, señaló.

Destacó que con el funcionamiento de la nueva Fiscalía para el caso y la presencia de los expertos independientes que habrán de integrarse de forma plena a las nuevas investigaciones, brindarán mayor confianza del proceso a las familias de los estudiantes desaparecidos.

“La verdad es tanto el dolor de las madres y de los padres aun cuando ha habido una voluntad férrea del gobierno para localizar a los 43.

“De hecho Alejandro Encinas está dedicado en cuerpo y alma, ustedes lo han visto las veces que ha ido a Guerrero, las veces que ha estado en Iguala y desde luego lo que pidieron los padres que ya están, hay tres integrantes de la comisión que había estado investigado y por razones que se están resolviendo, dos de ellos ya habían sido contratados en sus respectivos gobiernos, en Colombia y en Costa Rica, pero el presidente dijo: traigámoslos para que se vuelva a formar íntegramente la comisión, que tiene mucha investigación avanzada”, explicó.

Sánchez Cordero reiteró que la nueva Fiscalía tiene una visión diferente a lo que fueron las investigaciones pasadas.