Agentes ministeriales y trabajadoras de la empresa fabricante del dispositivo habrían acudido la tarde del jueves al hospital privado en el que se se encuentra Lozoya Austin por problemas de salud desde el 17 de julio, cuando llegó a México extraditado desde España.

De acuerdo con el reporte de medios de circulación nacional, Alejandro Rojas, abogado de del chihuahuense acusado por desvíos de recursos, también acudió al hospital ubicado en la Ciudad de México para explicarle a su cliente el procedimiento y las características del brazalete localizador.

Cabe mencionar que un Juez federal ordenó desde el anterior martes que Emilio Lozoya porte un brazalete localizador como medida cautelar mientras las investigaciones en su contra por corrupción continúan.

La misma medida fue decretada por un Juez de control el día siguiente, aunque esta vez a causa de las investigaciones en su contra por el uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho presuntamente relacionadas con el caso Odebrecht.