En representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard hará uso de la máxima tribuna en la Asamblea General de la ONU el próximo sábado 28 de septiembre para condenar el terrorismo y los discursos de odio contra la enorme comunidad de mexicanos e hispanos que viven en Estados Unidos y otros países del mundo.

En conferencia de prensa, Martha Delgado, subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) explicó que la matanza de El Paso, Texas, que dejó un saldo de 22 muertos, entre ellos ocho mexicanos, puso como prioridad de nuestra agenda internacional temas como el racismo, la xenofobia y los crímenes por motivos raciales debido a que existe el riesgo latente de que puedan volver a ocurrir.

“Este hecho de El Paso, ha hecho que este tema cobre mayor jerarquía en la agenda de la política exterior, ¿Por qué razón?, no solamente por lo que ocurrió en El Paso, es por el riesgo latente de que vuelva a ocurrir, por acciones de llamamiento y por este tipo de manifiestos que se hacen poniendo en el centro como víctimas a mexicanos en particular; México no puede no solamente no denunciar, no puede permitir que se siga exacerbando este discurso de odio”, manifestó.

Martha Delgado justificó la ausencia del presidente de la República en el 74 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU a realizarse en Nueva York, al señalar que Andrés Manuel López Obrador decidió no salir de México en el primer año de gobierno, al tiempo que aseguró que otros jefes de Estado tampoco acudirán o no han confirmado su asistencia como es el caso de Canadá, Alemania, Rusia y China.

“Cuál es el impacto que tiene, efectivamente si tenemos, obviamente a todos nos gustaría que el presidente López Obrador estuviera, sin embargo, creo que por ejemplo, para el Consejo de Seguridad, la campaña es de un año, él tiene la oportunidad de hacer su labor y México está apoyando también a otros países en otros temas, bilateral y multilateralmente, de tal manera que el canciller Ebrard estará en su representación y por supuesto que lo haremos con nuestra mayor capacidad”, señaló.

Un tema que también pondrá en la mesa la delegación de nuestro país en Naciones Unidas, es el Plan de Desarrollo Integral del sur de México, Guatemala, Honduras y El Salvador que busca reducir la migración, donde se buscará que más países se sumen en la reflexión, aportación de ideas y financiamiento.