La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó este miércoles el dictamen de reforma constitucional en materia de remuneraciones de servidores públicos, con el que se establece que ningún servidor público percibirá un salario mayor al del presidente.

Con 16 votos a favor de Morena y sus aliados, así como cinco abstenciones del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), la comisión dio luz verde a dicha reforma.

El diputado de Morena, Alejandro Viedma, afirmó que con esto se pone punto final a los privilegios y se da un paso más hacia la consolidación de la Cuarta Transformación.

“Atendemos el mandato del pueblo. Nadie debe ganar más que el presidente porque el servicio público es un tema de compromiso y no un medio de enriquecimiento“, aseveró.

El pasado 6 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que quienes se ampararon contra la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que limita el salario a 108 mil pesos al mes, “pueden ganar legalmente, pero moralmente son la nada”.