A través de un comunicado oficial que emitió la dependencia federal, señalaron que realizaron un sobrevuelo por el volcán para verificar las condiciones de dicha cavidad.

Este sobrevuelo, se llevó a cabo con apoyo de la Guardia Nacional, junto con personal del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Todo el personal experto que estuvo en la verificación del volcán, pudieron observar que el cráter tiene un diámetro alrededor de 360 y 390 metros, y cuenta con una profundidad aproximada de 120 a 170 metros.

Informaron que este cráter está obstruido por fragmentos de material volcánico de diversos tamaños, así como ceniza.

Finalmente, calcularon que podrían registrarse algunas explosiones que no excedan a las ya esperadas y que están contemplados en el nivel Amarillo Fase 2 del Semáforo de Alerta Volcánica.

Por eso , exhortaron a las poblaciones cercanas al volcán Popocatépetl, respetar el radio de restricción de 12 kilómetros.