El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que el departamento en Houston de 6.6 millones de pesos que no apareció en su declaración patrimonial se debe a que fue donado hace más de dos años a una sociedad estadounidense en la que fungió como administrador y que las acciones que tenía a su nombre ahora lo están al nombre de su hijo.

En un comunicado, explicó que fue previo a que asumiera el cargo de funcionario público que las acciones quedaron a nombre de Javier Jiménez Gutiérrez, su hijo, quien también ahora se desempeña como administrador de tal sociedad.

El secretario precisó que actualmente él ya no tiene relación alguna con dicha sociedad en el extranjero, por lo cual el inmueble en mención no fue reportado en la declaración patrimonial.

Esta mañana el diario Reforma publicó que Jiménez Espriú es propietario de un departamento en Estados Unidos con un valor de 6.6 millones de pesos, el cual no aparece en su declaración patrimonial.

Esta mañana en su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el secretario en breve aclararía el motivo por el cual el inmueble en el extranjero no aparece en su declaración patrimonial. La aclaración del funcionario se difundió unas tres horas y media después de ello.