Alrededor de seis mil centroamericanos han logrado ingresar a México, como parte de la caravana de migrantes que hace dos semanas emprendió el viaje desde Honduras.

Luego de que este domingo se movilizaran de Ciudad Hidalgo a Tapachula en Chiapas, se prevé que al mediodía de hoy caminen hacia Oaxaca.

La Policía Federal indica que los migrantes han ingresado de manera ilegal, por lo que los invitan a asesorarse por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y por la ACNUR.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración ha atendido mil 28 solicitudes de asilo en apenas tres días.

Las autoridades mexicanas y la Cruz Roja también han instalado albergues para dotar de agua, comida y refugio de descanso a los migrantes, quienes en su mayoría se niegan a la ayuda e insisten en continuar el camino hacia Estados Unidos.

Adelantándose a cuando lleguen, el obispo de la ciudad de Querétaro, Faustino Armendárez Jiménez, anunció que las 117 iglesias del estado servirán como refugio.

Sobre el arribo de “extranjeros ilegales”, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que ya prepara a la Patrulla Fronteriza y a la milicia.