Por unanimidad, los consejeros del Instituto Nacional Electoral avalaron el acuerdo que autoriza ajustes adicionales por 588 millones de pesos para la revocación de mandato e instruye a la Secretaría Ejecutiva a solicitar a la Secretaría de Hacienda ampliaciones presupuestales por mil 738.94 millones de pesos para dicho ejercicio.

El acuerdo plantea ahorros adicionales por 64.46 millones de pesos al presupuesto del INE, así como una bolsa de 524 millones de pesos derivados de reducciones al costo del ejercicio de revocación de mandato, que pasaría de 3 mil 830 millones a 3 mil 306.73 millones.

Estos recursos se suman a la bolsa de mil 503 millones de pesos con la que el Instituto ya contaba como resultado de un primer ejercicio de reducción de costos, para hacer un total de 2 mil 91.46 millones de pesos.

El Consejo General avaló también instruir a la Secretaría Ejecutiva a solicitar a Hacienda ampliaciones presupuestales por mil 738 millones de pesos e instó a la dependencia federal a emitir una respuesta a más tardar el próximo 31 de enero.

El acuerdo señala que en caso de no contar con una respuesta o bien si los recursos no les son otorgados, la Secretaría Ejecutiva del INE deberá coordinar a las direcciones ejecutivas y unidades técnicas para que, a la brevedad, analicen las implicaciones que se puedan presentar y pongan a consideración los ajustes necesarios en materia normativa y presupuestal.

Lo anterior en cumplimiento de la resolución del Tribunal Electoral, que instruyó al Instituto llevar a cabo adecuaciones presupuestales adicionales y, en caso de persistir la insuficiencia presupuestal, solicitar a Hacienda las ampliaciones necesarias.

El representante del PAN, Víctor Hugo Sondón expresó preocupación por el hecho de que en un intento de generar ahorros, se proponga sustituir el uso de papel de seguridad por papel bond con ciertas medidas de seguridad.Notas
“Particularmente nos llama la atención lo relativo al no uso de papel seguridad que, aun cuando se justifica el uso de otras medidas de austeridad, el uso de papel bond puede ser objeto de alteraciones por ciertos personajes siniestros que pretendan poner en duda el trabajo de este Instituto”, señaló.

La consejera Dania Ravel informó que además de prescindir del papel seguridad, los ajustes implican reducir en un 50 por ciento los apoyos financieros a los Consejos Locales y Distritales, reducir los insumos sanitarios de las casillas y eliminar el pago de viáticos a visitantes extranjeros.

Además, no se contratarán plazas destinadas al apoyo del pautado, ni 15 plazas del proyecto del voto de mexicanos residentes en el extranjero. En materia de capacitación, se obtendrán ahorros al reducir el periodo de capacitación y plazas de las y los supervisores y capacitadores electorales, así como aumentar el número de casillas bajo su responsabilidad.

Agregó que también se reducirá en un 20 por ciento el presupuesto de las Juntas Electorales para el traslado de la documentación y materiales electorales a las presidencias de las mesas directivas de casilla.

La consejera afirmó que si bien estos recortes implican un aumento en las cargas de trabajo de diversas áreas de INE, la eliminación de algunas previsiones y la ampliación de tramos de responsabilidad, son ajustes responsables que garantizan condiciones básicas de certeza.

En su turno, el representante de Morena, César Agustín Hernández, afirmó que los ahorros planteados son insuficientes y criticó que éstos se concentren en los gastos ligados al ejercicio de revocación de mandato.

El también diputado federal pidió buscar ahorros en otros gastos ligados a las actividades que realiza el Instituto y reiteró su llamado a reducir los salarios de la “burocracia electoral dorada”, a pesar de que se trata de un tema que está pendiente de resolver la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Sabemos que es posible acceder a la democracia sin derogar dinero, pero no es suficiente, se necesita una revisión más profunda de los gastos del INE”, dijo.

El consejero Ciro Murayama advirtió que la posibilidad de que se puedan instalar 161 mil casillas para la jornada de revocación de mandato ahora está en la cancha de la Secretaría de Hacienda.

Indicó que si el Gobierno federal se niega a brindarles los recursos que le están solicitando, con la suficiencia presupuestal que tiene el INE será posible instalar alrededor de un tercio de esa cifra.