Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaria de Gobierno, expresó la necesidad de reformular la política pública a nivel nacional de datos genéticos, ya que en los últimos años ha incrementado el número de personas desaparecidas y cuerpos sin identificar en México.

La idea de Encinas es implementar un banco nacional de datos genéticos, mismo donde se espera contar con las capacidades de identificación humana para poder afrontar con la crisis de desaparecidos y la que viven en el forense a lo largo de todo el territorio mexicano.

“Necesitamos urgentemente un banco nacional de datos genéticos, necesitamos urgentemente contar con capacidades de identificación humana en todas las entidades federativas. Necesitamos impulsar un programa de identificación humana masiva, respecto de la gran cantidad de cuerpos que se han encontrado lamentablemente permanecen en los servicios forenses o en las fosas comunes de los panteones del país”, externó en la inauguración del Simposio Internacional de Identificación Humana.

Después de explicar las necesidades de la crisis de la política nacional forense, Alejandro confirmó que se tiene que rediseñar todas las actividades de búsqueda, localización e identificación de cuerpos, ya que se habla más de 92 mil personas desaparecidas y más de 50 mil cuerpos sin identificar.

En estas búsquedas dejó claro que tienen que participar las fiscalías estatales y la Fiscalía General de la República; además de reformar el marco legal vigente para poder encarar de mejor forma la crisis forense que se vive en territorio azteca.

Otro punto que expuso fue la cooperación internacional en esta lucha, ya que se necesita alcanzar una identificación masiva para poder encarar de una mejor forma la crisis en el país. Por ahora se espera que para noviembre próximo se lleve acabo la primera visita oficial del Comité de Naciones Unidas sobre Desaparición de Personas.