En la zona norte del estado sé cuenta con la húmeda suficiente para la siembra de maíz y sorgo del ciclo otoño-invierno (OI-2017-2018), señaló el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Eduardo Mansilla Gómez.
Consideró que gracias a las últimas lluvias registradas, se dan las condiciones necesarias para esperar una cosecha que superé el millón de toneladas de granos en el proceso de cosecha de este ciclo que se da en los próximos meses de mayo y junio del 2018.
“Estas últimas lluvias nos hizo cambiar el escenario para bien, esperábamos un poco más de agua, pero creo que con lo que nos dejaron los fenómenos hidro meteorológicos será suficiente para la siembra del próximo ciclo” comentó.
Destacó que según el reporte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la mayoría de las presas en el norte del estado tienen buenos niveles de almacenamiento, lo que permitirá contar con suficiente agua para el uso agrícola y urbano.
Aunado que las mismas precipitaciones beneficiaron también al sector ganadero que ahora dispone de bordos llenos y por consecuencia, mejores agostaderos.
“Nos hubiera gustado disponer de más agua, pero creo que lo que tenemos nos permite salir adelante” concluyó.