La vida de los adultos mayores enfrentan una gama de enfermedades crónicas como lo son las cardiovasculates (38%), cáncer (34%), enfermedades respiratorias crónicas (10%), diabetes (4.6%) además de otras afecciones que llegan a requerir asistencia paliativa.

En este contexto la Doctora Rosa María Benitez, de la Unidad de ciudados paliativos del Hospital oncológico, explica que los cuidados paliativos constituyen un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes en general -niños y adultos- y sus allegados cuando enfrentan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal.

Es de mencionar que el objetivo de los cuidados paliativos es ayudar a las personas con una enfermedad grave a sentirse mejor. Estos previenen o tratan los síntomas y efectos secundarios de la enfermedad y los tratamientos. Con los cuidados paliativos, también se tratan problemas emocionales, sociales, prácticos y espirituales que la enfermedad plantea. Cuando las personas se sienten mejor en estas áreas, tienen una mejor calidad de vida.

La especialista apunta que la necesidad de cuidados paliativos seguirá aumentando como consecuencia de la creciente carga que representan las enfermedades no transmisibles y del proceso de envejecimiento de la población.

Resalta que la asistencia paliativa temprana reduce las hospitalizaciones innecesarias y el uso de los servicios de salud.

Marca que los programas de asistencia paliativa utilizan el trabajo en equipo para brindar apoyo a los pacientes y a quienes les proporcionan cuidados. Esta labor comprende la atención a las necesidades prácticas y apoyo sicológico y a la hora del duelo.

Agrega que la asistencia paliativa ofrece un sistema de apoyo para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte.