Altamira.- Urge contar con un presupuesto por la federación y estado para poder reactivar la laguna de Champayán en el plano turístico, mismo que tiene más de 15 años detenido.

Antonio Hernández del Ángel, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, comentó que el vaso lacustre es un sitio que requiere darle la debida atención, desde un programa de dragado y extender el área de impacto hasta las comunidades ubicadas en la ribera del Tamesí.

“Nuestra laguna de Champayán no solo es lo que conocemos, existen ejidos con vestigios prehispánicos que bien pueden ser explotados por las autoridades, esto sería la conclusión del proyecto el cual impactará en los diversos sectores de la sociedad”, apunta el empresario.

Al ser cuestionado sobre la ausencia de inversión por parte de la iniciativa privada, el presidente de la Canaco Altamira dijo que hasta la fecha, no se le ha dado seriedad al proyecto además de que no hay un interés colectivo para poder detonarlo.

“Hemos realizado las gestiones y se hizo la petición al Diputado Federal, que gestione un presupuesto para lograr emprender el proyecto y atraer al turismo nacional y regional”, puntualizó.