La Secretaria de Obras Públicas del Gobierno del Estado, es señalada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en un presunto caso de “empresas fantasma” que salió a la luz tras la revisión de 42 expedientes correspondientes al ejercicio fiscal 2018, mismas que están vinculadas en el caso de la “Los Seis” que investiga la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica de Tamaulipas.

En este proceso de revisión de adquisiciones de bienes y servicios con recurso de participaciones federales del ejercicio fiscal 2018, por un monto de 799 mil 643 pesos, un total de 20 proveedores adjudicados no proporcionaron acta constitutiva, es decir, no fue posible identificar su personalidad jurídica.

Además de que 35 expedientes no acreditaron su capacidad de respuesta, recursos técnicos y experiencia, de las empresas contratadas; mientras que en otros 32 expedientes no fue presentada la constancia de registro ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y por si fuera poco, en ninguna de las 42 carpetas su registro ante las dependencias de seguridad social.

Cabe mencionar que tan solo en dos de las licitaciones, suman 20 millones de pesos, a través de presuntas simulaciones de “concursos de obra” mediante empresas como “Mandaré Avanti” SA de CV, Seprita SA de CV, Riparatori, SA de CV.