La frontera entre México y Estados Unidos permanecerá cerrada para viajes no esenciales por lo menos, hasta el próximo 21 de noviembre.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que tras revisar el desarrollo de la propagación de COVID-19 en ambos países y debia a que diversas entidades federativas regresan a color naranja en el Semáforo Epidemiológico, México planteó a Estados Unidos la extensión por un mes más, de a restricciones al tránsito terrestre no esencial en la frontera.

Con este nuevo planteamiento que aprobó el Gobierno Estadounidense, las restricciones se mantendrán en los mismos términos en que se han desarrollado desde su implementación el 21 de marzo.

Ambos países coordinarán las medidas sanitarias en la región fronteriza que estarán vigentes hasta las 23:59 hrs. del 21 de noviembre de 2020.