NUEVO LAREDO, Tam., 27 de mayo. — En lo que va del año se han registrado 25 nuevos casos de pacientes con VIH, además de reingresos que habían abandonado el tratamiento y quizá por temor al covid-19 regresaron al tratamiento.

Además en lo que va del año se han reportado 8 decesos, incluso a decir del familiar de una de las víctimas, uno de ellos estuvo hospitalizado en la clínica Covid y luego lo regresaron al domicilio donde finalmente murió; pero en el Capasits no le han presentado el acta de defunción.

“Marzo y abril son los meses con más ingresos y reingresos que habla de pacientes que ya estaban en control o tratamiento y habían abandonado, quizá la incertidumbre por elcovid les dio temor y se acercaron otra vez a solicitar continuar su tratamiento”, dijo el médico Juan Francisco Ortiz Brizuela, director médico del Capasits.

Mencionó que en el mes de abril tuvieron 7 ingresos nuevos y hubo 6 reingresos; en los meses previos en marzo registraron 5 ingresos y en lo que es el mes de mayo han visto más pausado la cifra de casos que se han ingresado.

“En lo que va del mes de mayo llevamos dos ingresos, los dos llegaron en una situación muy avanzada de la enfermedad, los han traído en una situación muy crítica, uno de ellos de hecho no llegó a la fecha de toma de muestra para diagnóstico, lo trajeron muy tardío en una situación muy delicada y falleció en los días posteriores”, indicó.

Refirió que el otro caso llega en una situación también muy avanzada, estuvo en días pasados internado en el hospital ahorita estamos viendo cual va a ser su evolución; lo que va de este mes no han sido muchos los casos que han ingresado.

Precisó que no están informados en forma directa de casos sospechoso de Covid-19 en pacientes con VIH y dijo “tenemos un caso sospechoso que al parecer lo internaron en la Clínica Covid se egresó, quiero pensar que no fue confirmado, estuvo unos días ahí, se egresó y falleció en el domicilio”.

Agregó que de enero a la fecha van 8 defunciones, 4 de las cuales han sido en este mes de mayo; todos han sido pacientes masculinos en un rango de edad de 28 hasta 61 años.