Como resultado de pasados siniestros registrados tipo climáticos en la parte centro de la entidad, durante el ciclo de exportación de limón italiano 2018 – 2019 hacia los Estados Unidos registró un desplome hasta del 50 por ciento.
Humberto Vázquez Ramírez, representante de las oficinas fitozoosanitario y de inocuidad agropecuaria y acuícola del servicio nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en Tamaulipas, dijo que en este concepto fue la poca producción de este cítrico obtenida durante el periodo de cosecha.
“Lo que afecto más fueron las pasadas heladas registradas a finales de diciembre pero del 2017 y enero del 2018, lo cual propicio una disminución en este cítrico”, argumento.
Por ejemplo de las 22 mil toneladas que esperaban comercializar en Texas solamente se exportaron once mil, y prácticamente el periodo está concluido.
Aunque a pesar de ello, añade, que se puede considerar favorable, porque la disminución de exportación no se derivó por la falta de demanda, si no de cosecha, “si se hubiera tenido lo suficiente, estoy seguro de que las expectativas se lograban”.
Dentro este proceso de exportación, menciono, se logró el registro de siete empacadoras, las cuales no presentaron ningún contratiempo en el envío de su producción a los EE.UU, es decir que no tuvieron rechazos de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamento por sus siglas en Inglés), además es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos.
Asimismo el 90 por ciento de esta exportación se fue hacia el Valle de Texas con 11 mil toneladas exportadas.
Pero las metas previstas en este ciclo, indica, era de 20 a 22 mil toneladas, lo cual no se cumplió por las causas ya citadas.
En estos momentos, dice, las huertas están en un proceso de recuperación y se estima que el próximo año o este se tenga un aumento importante en la producción, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permiten.