Altamira. – Pese a que estaban cumpliendo una licencia del 24 de marzo al 19 de abril, personal del Hospital “Rodolfo Torre Cantú” fue exhortado a regresar a sus labores de inmediato.

Fue Daniel Olvera Barragán, representante de empleados de Salud del Estado, quien explicó que un promedio de 300 empleados, fueron invitados a irse a sus hogares, como medida de prevención por el Covid-19.

Señala que el beneficio sólo les duró una semana, pues, la Secretaría de Salud, les solicitó el retorno, siendo un promedio del 40 por ciento de los empleados del nosocomio.

De acuerdo a su información, la noticia causó, malestar entre los trabajadores, en virtud a que las medidas adoptadas en primera instancia fue resguardarse para evitar la propagación de la enfermedad.

Hace referencia que el personal femenino que tiene hijos menores de 12 años, continuará en cuarentena.

Los empleados, esperan una respuesta de la Secretaría de Salud, esperando además cumplir con los protocolos de salud que son requeridos.

La decisión viene después de que el pasado viernes, un grupo de trabajadores del Hospital “Rodolfo Torre” exhibió las carencias con las que actualmente laboran, y aunado al ingreso de una paciente con probable caso de Covid-19, ya que la plantilla de trabajadores mostraba preocupación por un posible brote.