San Fernando.- En lo que se avecinaba un panorama diferente al sector pesquero, todo se vino abajo ante la suspensión de labores en los campos pesqueros de la Laguna Madre.

La dirigente de pescadores de Carbonera Sur, Mayra Bautista Soto, explicó que la crisis lacera la economía de las familias, que es necesario la presencia de las instancias gubernamentales para atraer apoyos ante la emergencia mundial que se vive por la pandemia y que obligó a suspender todo tipo de acciones.

Mencionó que el primer trimestre del año no hubo la producción de camarón, especias varias, muy apenas los pescadores obtenían cantidades menores de producto que apenas servían al sustento.

Agregó que,” la baja producción, las recomendaciones por el coronavirus ha influido en descender la economía de los cooperativistas y pescadores libres, mujeres despicadoras, fileteros que más que nada necesitan de la ayuda emergente de gobierno federal, estatal y municipal”.

Detalló que se están cumpliendo con las recomendaciones del sector salud de no salir, evitar reuniones, pero sino pescan no comen y de ahí vive la mayoría de las familias.