Los empresarios con restaurantes grandes han tomado la decisión de seguir con las puertas cerradas y esperar a que mejore la situación de salud, luego que trabajar al 25 por ciento de su capacidad no es redituable para ellos.

Pabló Reyna Quiroga, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Tamaulipas, ex presó: “hay quienes han decidido cerrar sus puertas y esperar a que mejore el tema de la pandemia y que las autoridades tengan en conjunto con la CANIRAC alguno formato o mecanismo que les permita llevar un control de acceso a cierto lugares como playa y aquellos que se encuentran en los puentes internacionales, además los restaurantes deberán estar aplicando los lineamientos que tenemos para operar y que la gente se concientice que sin van a ir a la playa no es para convivir en grupos sino simplemente distracción, porque el encierro está generando problemas fuertes”.

Puntualizó que actualmente los restaurantes se han mantenido abiertos trabajando al 25 por ciento, con la modalidad del servicio a domicilio o para llevar. Sin embargo existen restaurantes grandes que por su posición estratégica no les permite operar al 25 por ciento.