Un recurso de 3 mil millones de pesos aproximadamente, se requieren para cubrir el déficit de agua potable en el norte del estado, reveló el Director de la Comisión Estatal de Agua (CEAT), Luis Javier Pinto Covarrubias.

Comentó que la construcción de una presa en el municipio de San Fernando o de un conector marginal en el río Bravo, son proyectos alternativos que maneja el estado, para buscar solución al déficit de agua potable en los municipios del norte del estado.

“Para atacar el déficit que se tiene en el servicio de agua potable, estas son algunas alternativas que se manejan, para lo que se requieren de dos mil a tres mil millones de pesos, ya que estos son proyectos demasiado caros”, expresó.

Dijo que atender la demanda de agua potable para uso urbano, obliga a buscar fuentes alternativas que ayuden a garantizar la prestación de este servicio, “hay la posibilidad de proyectos que ya se han analizado en su momento, uno tiene más de 12 años y permitiría conducir el agua para uso urbano, por un colector marginal al río Bravo y con eso se estaría asegurando el uso de agua para consumo humano y el resto para riego en esa zona del estado”.

Otros proyectos emergentes podrían ser la construcción de una presa en el rumbo de La Azufrosa, en el municipio de San Fernando, en donde se hicieron estudios en época de estiaje no obstante había altas concentraciones de sal, por lo que se tendría que replantear el estudio.

Expresó que ese tipo de estrategias resultan normales y se traducen en proyectos de cada uno de los estados del país están desarrollando, cómo parte de las estrategias que se siguen para garantizar el agua para consumo humano.

Reiteró que todos los proyectos rebasan los dos mil o tres mil millones de pesos, y señaló que precisamente por eso estos no se han realizado, además de que también se debe de cubrir una serie de requisitos legales para avanzar en los mismos.

“Nuevo León está planteando alternativas, tiene por ahí ya la autorización para una presa, La Libertad, que estaría por Linares, eso no le quitara agua a Tamaulipas, aunque el proyecto requerirá que se llegue a un acuerdo con Tamaulipas” proyecto que contempla una inversión del órdenes de los 4 mil millones de pesos, concluyó.