La Directora del DIF Tamaulipas, Omehira López Reyna señalo que durante la temporada decembrina cuando se incrementan la presencia de niños pidiendo una moneda o vendiendo artículos en las calles, sin embargo, descarto que estos pudieran estar asociados a una red de explotación infantil.

Aunque admitió que estas situaciones se presentan en todos los municipios, agregó que es en la zona fronteriza donde se tiene la mayor incidencia a consecuencia de la población flotante que llega a ofertar sus productos artesanales.

“No es precisamente una explotación, es una cultura que tienen las familias de algunas comunidades; ellos perciben que al llegar a cierta edad, los niños ya pueden contribuir al sustento económico, entonces los ponen a vender la artesanía”, agregando que este tipo de casos se vuelven preocupantes únicamente cuando se detecta que los menores se encuentran en situaciones de salud y físicas inapropiadas “ahí es donde los DIF Municipales intervienen”

A nivel Local señalo que la Procuraduría del DIF ha documentado algunos casos de mendicidad infantil, pero agregó que el mayor número se tiene focalizado en los municipios fronterizos.

Para hacer frente a dicha problemática, agregó que se han incrementado el número de becas Panarti y las cuales a partir de ahora se otorgarán a través del ITABEC, para garantizar que los niños asistirán a la escuela el lugar de trabajar en las calles. En Victoria señaló que son alrededor de 800 los niños becados a través de este programa, mientras que en la frontera dijo que son más de mil.