Ante el grave problema de “abstencionismo” que se suscitó en estas elecciones del pasado 2 de junio, para la elección de diputados locales en Tamaulipas, “urge que se reforme no sólo la Ley Electoral, sino la Constitución Local, para que el voto se castigue”, dijo Alejandro Ceniceros Martínez.

El coordinador político del Partido del Trabajo en el Estado, sostuvo que establecer una norma así, tiene sus pros y sus contras, pero el Congreso de Tamaulipas, tiene la obligación de hacer una reforma de esa índole, con el fin de que se castigue a quien no vote.

Sabemos que en otros países se castiga a los que no votan e inclusive tiene un costo económico el no hacerlo. Pero hacerlo en México, depende de los legisladores federales, en Tamaulipas, de los diputados locales, porque para ello, se tiene que reformar la Ley Electoral, como la Constitución local, expresó Ceniceros Martínez.

Otro de los factores que también se puede hacer es elevar el por ciento de los votos para elegir Ayuntamientos, diputados locales y gobernador; es decir establecer un tope del 50 por ciento, más uno del padrón electoral del Estado y de no ser así haya una segunda vuelta.

El objetivo es primero elevar la participación ciudadana y segundo contar con representantes populares con por cientos fuertes de votación y “no como hoy que se tendrá una nueva legislatura local, con una baja votación en las urnas, existió una severa apatía de la ciudadanía”, apuntó el coordinador político del PT en Tamaulipas.

Por lo tanto, está en la actual legislatura presentar reformas a la Ley Electoral, como a la Constitución, para castigar el voto en el Estado, como para elevar el por ciento de las votaciones en las elecciones locales, concluyó.