Madero.- Una protesta entre madres de familia de grupos contrarios de una escuela primaria concluyó entre empujones, mientras unas rechazan una obra, otras aprueban la misma.
A las 08:30 horas de este jueves, madres de familia de la Escuela Primaria “Carlos Riestra” acudieron a manifestarse a las afueras del plantel, ya que se realiza la construcción de una barda, misma que incumple con los procedimientos adecuados y pone en riesgo la vida de los niños.
Sin embargo, al llegar a la escuela las madres de familia del turno vespertino fueron intersectadas por otras personas, quienes apoyan a la directora y después de la discusión, llevaron la situación a empujones entre ellas, con la intención de sacarlas del plantel.
Al respecto, Silvia Araceli Tovar del Ángel, representante de las madres de familia, hizo mención que la directora del turno matutino Celia Cedillo Lara, se encuentra realizando una obra sin los permisos pertinentes, además de ganar terreno, afectando a los alumnos del turno vespertino.
Asimismo, agrega que es un riesgo para los 130 alumnos de la primaria “Vicente Guerrero”, pues los trabajos efectuados carecen de permisos correspondientes, además de no tomar en cuenta a los padres de familia.
Tras realizar las indagatorias con las autoridades educativas, las madres aseguraron que no tienen permisos por parte del Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física y Educativa, tampoco por parte del municipio.
“Esta acción afecta el comedor, todo para ampliar el espacio de la biblioteca matutina, también cerraron una puerta de emergencia, queremos que se les ponga un alto”, finalizó.