Luego de que los negocios de giros no esenciales tendrán que suspender actividades los fines de semana porque los casos positivos de Coronavirus van en aumento, comerciantes adscritos a la Asociación Regional de Comerciantes e Industriales Mexicanos, Arcim, piden al gobierno que en lugar de obligarlos a no trabajar mejor sancionen a los ciudadanos que sean sorprendidos no usando cubrebocas.

María Dolores Cañez, presidenta de la ARCIM, dijo en entrevista que debe quedar bien claro que no son los negocios los responsables de ese aumento de casos sino la ciudadanía que no atiende las disposiciones de quedarse en casa y usar cubrebocas así como respetar la sana distancia en los casos de que se vean obligados a andar en la calle.

Dijo que al principio cuando cerraron nuevamente los negocios no esenciales era una petición que se abriera aunque sea de lunes a viernes para reactivar la economía y la siguiente determinación del Consejo Estatal de Seguridad en Salud fue que se abriera también sábados y domingos, y ellos han estado cumpliendo con todas las medidas sanitarias y han estado trabajando bien.

“No es cuestión de los comerciantes, ni de los empresarios, es una falta de concientización para la ciudadanía que anda en las calles sin cubrebocas y no mide la sana distancia, nosotros cuidamos todo dentro de nuestros locales, comercios, cumplimos con todo y entonces otra vez a cerrar los negocios es estar golpeando la economía de los empresarios y va a llegar un momento en que si las cosas siguen así, muchos que apenas se están levantando van a verse en la necesidad de cerrar totalmente sus negocios, ya no pueden sostenerlos”, precisó.

Dolores Cañez se pronunció a favor de que las autoridades municipales sancionen a quienes no hacen caso de usar el cubrebocas pues considera que deben ser más estrictos con la ciudadanía que no cumpla.

“También hay muchas familias, amigos, que empiezan a hacer sus festejos, hay quienes denuncian, a la mejor no empezar con multas pero si con visitas a casas que estuvieran haciendo ese tipo de reuniones invitando a que no lo estén haciendo porque ahí hay mucho contagio”, concluyó.