San Fernando.- Al avecinarse la fecha de la veda del camarón y en donde más de cinco mil familias se quedan sin laborar, hay confianza en que el nuevo gobierno retire la veda o la cambie a otros meses, además de que el crustáceo se veda solo.
Así se expresan Jorge Gallada, Alejandro Alejandre, pescadores de Punta de Alambre y Punta de Piedra, quienes dijeron que anualmente desde hace 20 años les aplican la prohibición de captura del camarón, de ahí que esperan que los nuevos funcionarios hagan un análisis a fondo y logren quitarla definitivamente o cambiar de fecha ya que mayo y junio es cuando salen más corridas del producto.
“Yano tarda CONAPESCA en fijar la fecha y nunca la cambia del 26 de mayo al 7 de julio, pero hay confianza en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tome otras decisiones que beneficiarían a las familias que viven de la actividad pesquera”, dicen.
A consecuencia de la ausencia del producto en la Laguna Madre, muchos pescadores han tenido que emigrar a otros municipios a buscar trabajo.
Indican que hoy en día apenas logran sacar entre cuatro a seis kilogramos de crustáceo que al hacer despicado se convierte en tres lo que deja graves pérdidas a los pescadores ya que se ven rebasados por los gastos de operación.