La Secretaria de Salud en Tamaulipas Gloria Molina Gamboa, denunció que pacientes positivos de COVID-19 del Valle de Texas, están cruzando la frontera para atenderse en los hospitales de Tamaulipas.

Apenas el viernes los gobernadores de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, exhortaron a la Presidencia de la República a endurecer medidas en toda la frontera norte para evitar que personas contagiadas de COVID-19 entren al país, luego de que Estados Unidos fue calificado como el epicentro de la pandemia por el elevado número de casos.

Esto se ejemplifica con lo sucedido el fin de semana con una paciente de 55 años de edad con doble nacionalidad, ella había estando los últimos días en Arlington y Houston Texas, llegó el 28 de marzo a Río Bravo, fue trasladada por complicaciones respiratorias ese mismo día a la Ciudad de Reynosa alrededor de las 4 de la tarde y falleció a las 11 de la noche.

Debido a que presentaba signos de COVID-19, diabetes descontrolada, insuficiencia respiratoria y antecedentes de viaje, se le tomaron muestras en vida para descartar Coronavirus, los resultados se conocerán entre la noche del lunes y la mañana del martes.

“Los casos que estén contagiados o enfermos que están en el Valle de Texas, pues se están viviendo a atender a México, a nuestros hospitales que tenemos en la frontera, una de las situaciones que nos pueden dar el mayor número de casos para la frontera”.

Por casos como éste y por la cantidad de migrantes que hay en la frontera – unos 13 mil – hacinados en Casas de Migrantes, a los que se les realizan alrededor de 50 pruebas aleatorias en cada casa, este fin de semana Tamaulipas podría entrar en la fase 3 de la pandemia.

Adicional a esto, la buena noticia es que ya se recuperó el primer paciente del virus detectado en Tamaulipas, se trata de un hombre originario de Malasia que radica en Altamira a quien 14 días después de dar positivo de COVID-19 se le practicó una nueva prueba que dio negativo.

Hay una mujer que radica en Reynosa que también está a la espera de conocer los resultados de esta segunda prueba después de su cuarentena para verificar si ya está libre del virus.

Actualmente hay en Tamaulipas ocho casos confirmados, dos de ellos en Ciudad Madero, dos en Matamoros y uno respectivamente en Reynosa, Victoria, Altamira y Nuevo Laredo, hay siete casos esperando resultados de laboratorio y 61 más fueron descartados.