En la Ciudad de Miguel Alemán la Policía Estatal volvió a frustrar el sueño americano de 19 migrantes, de los cuales 13 son guatemaltecos, 4 hondureños y 2 salvadoreños, entre ellos, 4 menores de edad.

Los migrantes estaban albergados en un domicilio en venta, donde esperaban a “los polleros” que los llevarían de forma ilegal a Estados Unidos.

Los efectivos estatales realizaban recorridos de seguridad y vigilancia en la colonia Gómez, cuando detectaron en la esquina de las calles Tampico con Puerto Acapulco a dos hombres caminando, quienes al percatarse de la presencia policial empezaron a correr, por lo que se procedió a darles seguimiento pie a tierra.

Metros más adelante se les marcó el alto sobre la calle Puerto de Acapulco, introduciéndose a un domicilio que tenía un letrero de venta y que se encontraba con la puerta principal abierta.

En el lugar estaban los 19 migrantes, entre los que se encontraban 4 menores de edad.

Tras asegurar el lugar y brindarles atención e hidratación, los Policías Estatales solicitaron el apoyo del personal del Instituto Nacional de Migración (INAMI), quienes se encargaron de trasladar a los centroamericanos a las oficinas regionales en el municipio de Reynosa, donde será revisado su estatus legal en territorio nacional.