Altamira. – El sembrar fuera de tiempo trajo consigo que 20 mil hectáreas de sorgo, no lograran producir, mismas que fueron seccionadas por los agricultores; no han aterrizado los apoyos federales.
José Enríquez Reyes, presidente del Comité Municipal Campesino de Altamira considero importante que se declare zona de desastre, ya que la sequía que se registra es muy fuerte, “cayó poca agua, pero nada más es para aplanar el polvo, no sirvió de nada”.
Y es que, durante la temporada, el ganado también ha padecido – dijo – “mucha gente que tiene ganado, está batallando mucho por el agua y por el pasto, la verdad meterle a lo poquito que tenemos de ganado y meterle más de lo que vamos a sacar a veces, es conveniente vender o malbaratar el ganado, porque se han muerto”.
Pero, también el cultivo se ha visto dañado, pues el 50 por ciento de la cosecha de sorgo se perdió – apuntó – “los que sembraron en noviembre y diciembre fueron pérdidas. Estamos hablando de 15 mil 20 mil hectáreas que se perdieron en su totalidad”.
Hizo referencia que no existe apoyo del Gobierno Federal, “no tenemos nada, porque los programas que han venido, no se han aterrizado, se habla de varios programas, pero hasta ahorita no tenemos ninguna respuesta”.
Asimismo, comentó que hay unos que vienen muy requisitados, “con ganas de no darlos y ahora que se abrió la ventanilla para los programas, fue muy poquitos días, cuando antes se abría desde enero y marzo o abril se venían cerrando y hoy nada más nos dieron 8 días”.