El presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas (FECANACO), Julio Cesar Almanza Armas, dijo que los negocios le han apostado a su propia seguridad.

Y es que las empresas que tienen las condiciones económicas para adquirir el circuito cerrado lo instalan en sus negocios, incluso hay quienes contratan guardias de seguridad para vigilar los establecimientos, esto para protegerse de la inseguridad.

Señaló que el delito del fuero aún persiste entonces en esa decisión muy adversa se requiere invertir en mayor tecnología, mayor capital humano y de equipos, situación que le cuesta mucho dinero al empresario local.

Aunque puntualizó que se ha avanzado en materia de seguridad y las policías poco a poco se van ganado la confianza de la gente. La idea es que se vaya recuperando las ciudades y las carreteras para la seguridad de los ciudadanos, el empresario sigue apostándole a invertir en seguridad.