El precio de la tonelada de naranja “Marss” alcanzara los 4 mil 500 pesos a partir del próximo mes, todo ello derivado de la gran demanda que ya viene registrando debido a la casi nula producción que tendrán estados vecinos como Veracruz.

Pues la temporada de huracanes le afecto en gran medida a esta entidad y en la totalidad de sus huertas citricolas, llegando a destruir las plantas y con ello el fruto situación que deja en gran ventaja a Tamaulipas en sus niveles comerciales de exportación.

Angélica Ibarra, productora y vicepresidenta de la Unión de Ejidos Citricultores “Emiliano Zapata”, de la zona centro de la entidad, señalo que esta producción será buena, aunque han pasado tiempos muy difíciles en este sector por diferentes circunstancias sobre todo en cuestión climática, pero las condiciones actuales habrán de beneficiar a los productores de la región.

La también comisariada del ejido “Ursulo Galván”, del municipio de Padilla, dijo que en pasadas cosechas la tonelada de naranja se encontraba entre los tres y los tres mil 500 pesos, sin embargo ante una escasez del producto sobre todo en la región centro del país, ahora en cítrico de Tamaulipas alcanzara un buen precio.

Cabe hacer mención que durante este año el precio del cítrico comenzó muy flojo, ya que se estuvo pagando hasta en mil 200 y mil 500 pesos la tonelada hasta finales de marzo.

Pero a partir de abril cuando el precio empezó a mejorar por diversos factores, como el mal año que registró la naranja en el estado de Veracruz que es el principal competidor que tiene Tamaulipas, por lo que actualmente el precio superara los 4 mil 500 pesos la tonelada”.

Con ello los productores locales están muy contentos porque eso le da un respiro al sector, al contar con mejores precios frente a la demanda que existe de ese fruto en el mercado nacional.

Sobre el festejo del 45 aniversario de la Unión de Ejidos Citricultores “Emiliano Zapata “, programado recientemente señalo que las autoridades del sector salud no lo permitieron, ante el problema actual que se vive por el Covid-19 es decir para evitar la propagación de la enfermedad y con ello más contagios.