Tras cinco días de agonía, una mujer integrante de la Guardia Nacional murió por las lesiones que sufrió, en un choque-volcadura provocado por uno de sus compañeros.

Juliana Sarahí Hernández Félix de 31 años de edad y originaria de Coatzacoalcos, Veracruz, falleció por las graves heridas que recibió en el accidente, causado por el soldado Alejandro Muñoz Pérez de 28 años, adscrito a la Guardia Nacional.

Sus compañeros militares Jesús Alberto Vázquez Ortiz., de 27; el cabo Andrés Pablo Ruiz Hernández de 28 y el soldado Honorio López López de 31 de 31 años, permanecen internados en el Hospital México Americano.

El militar comisionado a la Guardia Nacional, Alejandro Muñoz Pérez conducía una patrulla Dodge 2015 de la GN, placas del Estado de México, número económico 18110, circulando a exceso de velocidad por la avenida Porfirio Díaz o Río Tamazuchale de norte a sur.

Cuando el militar llega al crucero con la calle Campeche, hace caso omiso a la señal de alto, siendo chocada la patrulla por una camioneta, Dodge Journey 20111, manejada por Shelby, de 26 años, quien circulaba de oriente a poniente por la arteria.

Debido al exceso de velocidad a que era conducida la patrulla de la Guardia Nacional, ésta quedó volcada sobre un costado y derrapó por más de 40 metros, resultando lesionados los 4 militares que iban en la caja de la camioneta.

El peritaje de las autoridades viales establece la responsabilidad del personal de la Guardia Nacional y ahora el militar Alejandro Muñoz Pérez, deberá enfrentar cargos por homicidio imprudencial, por no respetar señalamientos viales, conducir con las luces delanteras apagadas y a exceso de velocidad.