A casi cinco días de las audiencias procesales de su amigo Juan García Guerrero, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez ha hecho “mutis” al respecto.

El hoy recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de la colonia Renacimiento, en Ciudad Reynosa es ex colaborador y amigo personal de la alcaldesa panista, quién ha preferido omitir el tema en sus particiones públicas.

Dos jueces de control presidieron las audiencias en las que la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas formuló cargos en dos carpetas procesales en contra del ex funcionario público de la administración municipal de Reynosa.

En la primer carpeta procesal quedó vinculado a proceso por delitos de uso indebido de atribuciones y facultades, pero en libertad, condicionado a no salir del país, ni abandonar la ciudad y atender los requerimientos de la autoridad judicial, dentro de la carpeta procesal.

En la segunda carpeta por un delito similar, el imputado quedó con prisión preventiva por lo que dure el proceso y su defensa amplió el término a 144 y la resolución sobre su posible vinculación se emitirá en la continuación de la audiencia programada para el 27 de marzo.