El Gobierno de Tamaulipas analiza la posibilidad de adelantar el período vacacional de verano a la burocracia estatal para que se queden en casa.

El periodo vacacional está programado del 20 al 31 de julio, sin embargo, el adelanto se daría para tratar de aplanar la curva de contagios de COVID-19, debido al incremento exponencial de casos en las últimas semanas.

Mientras se toma la decisión, el 70 por ciento de los trabajadores continuarán trabajando desde casa.

Actualmente solo el 30 por ciento de la burocracia acuden a cubrir guardias con horarios escalonados en las diversas dependencias de l administración estatal.

Los edificios públicos son constantemente desinfectados y cuentan con filtros de acceso en donde se mide la temperatura, se supervisa el uso de cubrebocas y se reparte gel antibacterial.

Algunos edificios cuentan con túneles sanitizantes como la Torre Bicentenaria y la Torre José López Portillo.