Funerarias y autoridades de salud permiten que las personas fallecidas por coronavirus, sean entregadas en cajas de cartón y sepultados de la misma forma, lo que provoca malestar de los familiares.

Y es el caso de Alicia Hernández, quien denunció las anomalías de la “Agencia de Inhumaciones Altamira”, misma que carece de los protocolos de salud, ya que entregaron el cuerpo de su familiar fenecida en una caja de cartón.

Explica que desde las 9 de la mañana y hasta altas horas del día del deceso la familia estuvo haciendo guardia en la funeraria ubicada en calle Matamoros de la zona centro de esta ciudad, para que se les respetara un subsidio y se hiciera todo el funeral.

Asimismo, menciona que las personas de la funeraria no traían el equipo de bioseguridad correspondiente, ni guantes, pero hicieron caso omiso y se sepultó el cuerpo del fallecido.

“Nos dicen que nos darán una caja diferente de madera, pero que la familia debe de hacer la exhumación, el problema es que están poniendo este tipo de cuerpos porque asegura la funeraria que así se le ha estado haciendo, lo cual nos genera duda si ese tipo de material se está haciendo”.

La afectada, considero necesario que las autoridades de salud apliquen protocolos de seguridad, además que supervisen a las agencias funerarias en el entendido que cobran el servicio de manera puntual.

“Desde un principio nos dijeron que estaban saturados por eso preguntamos si se rentaron como proveedor”, finalizó.