La Policía Estatal de Tamaulipas frustró el sueño de 21 migrantes que permanecían en un domicilio particular en la Ciudad de Miguel Alemán en espera de ingresar de forma ilegal a Estados Unidos.

Entre los migrantes había dos menores de edad y seis mujeres, de acuerdo al reporte policial, se supo que todos son centroamericanos.

Los representantes del Instituto Nacional de Migración (INAMI), quienes valoraron su situación legal en territorio mexicano, dieron cuenta que se trataba de 7 personas originarias de Honduras, 9 de Guatemala y 5 de El Salvador.

El rescate tuvo lugar cuando elementos estatales realizaban recorridos de seguridad y vigilancia en las inmediaciones de la colonia Nuevo Amanecer, cuando sobre la calle Salubridad detectaron a tres hombres, quienes al percatarse de la presencia policial empezaron a correr, por lo que se le dio seguimiento, dándoles alcance metros más adelante, cuando intentaron ingresar a una vivienda.

Al entrevistarlos sobre el motivo de su reacción, comentaron que junto con otras personas estaban en espera de ser cruzados a los Estados Unidos, y se encontraban al interior del domicilio.

Los migrantes centroamericanos fueron trasladados a las instalaciones del INAMI en el municipio de Reynosa.