Madero. – Las agresiones intrafamiliares se han incrementado de manera notoria, debido a la escasez de bebidas embriagantes, por lo que es necesario acabar con dicho problema.

La encargada del Instituto de la Mujer en Madero, Esperanza Balderas Gómez, explicó que la problemática es notoria en últimas fechas, ya que las denuncias llegan a las oficinas.

Y expuso que las atenciones se han incrementado hasta en un 50 por ciento, contabilizándose un total de 17 casos durante las últimas semanas, donde incluso las víctimas llegan en estado de shock.

“El encierro, pero más que nada hay factores como la economía, el alcohol también es un factor muy importante, como no hay, es un desabasto de alcohol ahí es donde entra lo psicológico la gente se siente estresada y pues el alcohol es una enfermedad”, enfatizó.

Pues, enfatiza que, al carecer de la bebida, es “cuando el cuerpo no lo tiene entra el estrés, el nervio, entra un detonante, el encierro, lidiando con los niños es donde entra la parte sensible”.

Destaca que la gran parte de las afectadas, son mujeres jóvenes, que van desde los 18 a los 25 años, a quienes se les apoya a interponer la denuncia ante la Fiscalía General de Justica.